Spray 200 cc


Viernes– Sexto Rayo:

Llamas Rubí y Dorada de

Paz, Ministración y Gracia


El Amado Uriel, Arcángel de la Ministración:

“El ángel de la ministración tiene que ofrecerse voluntariamente para servir a UNA corriente de vida. Se ha provisto un ángel guardián para todos los que pertenecen a la raza humana, para cada rezagado que procede de otros sistemas, y para cada espíritu guardián.

El ángel de la ministración se ofrece voluntariamente a ser una presencia protectora para una corriente de vida durante tanto tiempo como ésta elija permanecer en la Tierra o ser parte de su evolución. A éste ser se le conoce a menudo como “el ángel de la guarda”.

¿Te gustaría trabajar con sólo UNA persona durante incontables millones de años? ¡Tu ángel guardián ni siquiera asiste al Retiro que esté activo si la corriente de vida que él está cuidando no va! ¡Piensa sobre esto! Ese es un caso de aprisionamiento a través del AMOR que no tiene paralelo. Al ángel de la ministración la Ley le obliga a seguir a cada uno - en cada ocasión enviando un Rayo de Luz al interior de la conciencia, con el pensamiento de que quizás el individuo buscará un poco más alto.”


Podemos recurrir a él siempre que lo necesitemos. Arcángel de la paz, la vida, la prosperidad y la abundancia. Limpieza. El Arcángel Uriel canaliza las energías de la abundancia y es proveedor de gracias espirituales y terrenales. Al llamarlo se recupera la paz necesaria para poder sobrellevar un mal momento. Atrae abundancia material y espiritual, concreción en las ideas en el plano físico, trayendo solución a problemas de ira, rencor y celos. Se le puede pedir prosperidad, abundancia y tranquilidad económica. También nos asiste ante dificultades laborales.


Oración:

AMADO URIEL, te amo, te bendigo, y te agradezco a ti, y a mi ángel de la ministración, por vuestro desinteresado servicio de ministración a mí durante eones de tiempo. Ayuda a mi ángel de la ministración a mantenerme firme en el sendero de la pureza, la armonía y la felicidad.

Spray Arcángel Uriel - Sexto Rayo

$635,00

Descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Spray 200 cc


Viernes– Sexto Rayo:

Llamas Rubí y Dorada de

Paz, Ministración y Gracia


El Amado Uriel, Arcángel de la Ministración:

“El ángel de la ministración tiene que ofrecerse voluntariamente para servir a UNA corriente de vida. Se ha provisto un ángel guardián para todos los que pertenecen a la raza humana, para cada rezagado que procede de otros sistemas, y para cada espíritu guardián.

El ángel de la ministración se ofrece voluntariamente a ser una presencia protectora para una corriente de vida durante tanto tiempo como ésta elija permanecer en la Tierra o ser parte de su evolución. A éste ser se le conoce a menudo como “el ángel de la guarda”.

¿Te gustaría trabajar con sólo UNA persona durante incontables millones de años? ¡Tu ángel guardián ni siquiera asiste al Retiro que esté activo si la corriente de vida que él está cuidando no va! ¡Piensa sobre esto! Ese es un caso de aprisionamiento a través del AMOR que no tiene paralelo. Al ángel de la ministración la Ley le obliga a seguir a cada uno - en cada ocasión enviando un Rayo de Luz al interior de la conciencia, con el pensamiento de que quizás el individuo buscará un poco más alto.”


Podemos recurrir a él siempre que lo necesitemos. Arcángel de la paz, la vida, la prosperidad y la abundancia. Limpieza. El Arcángel Uriel canaliza las energías de la abundancia y es proveedor de gracias espirituales y terrenales. Al llamarlo se recupera la paz necesaria para poder sobrellevar un mal momento. Atrae abundancia material y espiritual, concreción en las ideas en el plano físico, trayendo solución a problemas de ira, rencor y celos. Se le puede pedir prosperidad, abundancia y tranquilidad económica. También nos asiste ante dificultades laborales.


Oración:

AMADO URIEL, te amo, te bendigo, y te agradezco a ti, y a mi ángel de la ministración, por vuestro desinteresado servicio de ministración a mí durante eones de tiempo. Ayuda a mi ángel de la ministración a mantenerme firme en el sendero de la pureza, la armonía y la felicidad.

Mi carrito